domingo, 13 de agosto de 2017

¡¡ Cuidado !!

Reconocer la razón y el derecho, no nos hace ciegos

¡¡ Cuidado !!
No confundir, o dejarse engañar



La mediática y tan mencionada RAM, no es ninguna “Comunidad mapuche”, es una organización administrativamente Londinence; creada por supuestos seguidores o simpatizantes de la causa Mapuche y los litigios territoriales que estos tienen con los estados del Cono Sur.

Su líder operativo y portavoz mediático es Facundo Jones Huala un jóven de 31 años que en enero próximo pasado fue encarcelado en Chubut, después de protagonizar una supuesta toma de tierras de Benetton.
“… El que roba a un ladrón tendrá cien años de perdón”, habrá pensado la justicia ya que en esa oportunidad, no solo lo dejaron en libertad sino que no aceptaron el pedido de extradición del gobierno Chileno por actos de terrorismo en ese país.
Ya sabemos … “ Si ladran Sancho … Señal que cabalgamos”, la justicia Argentina actuó a conciencia; casi siempre que un Estado descubre, un supuesto terrorista sucede que algún interés económico o político les está siendo vulnerando y la causa del reclamo ancestral territorial en ese país es genuina y sólo podrá ser acallada restituyendo o resarciendo económicamente de común acuerdo, como lo izo EEUU.
Esto que acabo de expresar no habilita a ningún supuesto representante mapuche a tomar la justicia por su propia mano; ese sentimiento surge de la  declaración de los propios pobladores mapuche del Maiten al diario La Nación después de los acontecimientos de las pasadas jornadas protagonizadas por la RAM.( ver a continuación)
En esa oportunidad ( Enero “2017 )  la Cancillería Argentina, contrariamente a lo realizado, había aconsejado acceder a ese pedido del gobierno trasandino advirtiendo que dejar a Huala en nuestro país crearía nuevos conflictos; cuestión que ocurrió en estos días.
Yo mismo por aquellas fechas cursé informes a la AIRA y entidades indígenas intermedias, y a integrantes del pueblo mapuche tratando de informarlas sobre lo que estaba sucediendo y cuál sería el peligro al dejarse llevar el instinto de lucha y razón.
Facundo Jones Huala actúa como un mercenario al servicio de una causa que lo lleva a utilizar la lucha ancestral del pueblo mapuche trasandino que las huestes conquistadoras no pudieron doblegar y se contentaron con arrinconar en la 8ª y 9ª región de Chile.
Esta causa justa de reclamo ancestral en su territorio, Chile es de sumo interés de quienes apetecen tener más injerencia en el Cono Sur, me estoy refiriendo a Inglaterra, que en su desmedido colonialismo, hoy en el siglo XXI, pretende hacer que el problema mapuche abarque también Argentina dado que se supone que estas tierras les pertenecían.
Sobre la razón de que un reclamo de propiedad ancestral no prospere en nuestro país obedece como ya expresé a que el pueblo que hoy ha aceptado llamarse mapuche, (Futatraum o Congreso de San Martín de los Andes 1961 ) es de origen Chileno; solo comenzaron a radicarce en nuestro territorio usurpando tierras Tehuelches durante el transcurso de la primer mitad del siglo XIX mucho después que nuestro país se independizara de España.
Esta es la razón primordial y fundamental por la cual el “Derecho Ancestral” no es válido para los Mapuche, cuyos integrantes radicados en Argentina deberán recurrir al código civil que contempla el derecho de posesión territorial treintañal para todos aquellos que demuestren haber permanecido por más de treinta años en una parcela y se reconozcan ciudadanos Argentinos.


LA NACION
"Condenamos y repudiamos de forma categórica los métodos criminales de RAM que actúan contra nuestros propios hermanos indígenas".
Reino de Araucanía y Patagonia

Inglaterra y la moderna, RAM

La moderna y bien asesorada Resistencia Ancestral  Mapuche, “RAM”; agrupación política nacida en chile y cuyo portavoz es un Mapuche, que dice llamarse, (Así lo comunicó Clarín, el 23 de enero del corriente, en su suplemento “Zona”; en la nota que realiza el periodista Gonzalo Sánchez  donde su interlocutor telefónico, se identifica como): Facundo Jones Huala,  hijo de un granjero inglés y una activista indígena.

Cuando escribí “La Cuestión Mapuche” ya hacía mención de la profunda crisis que sobrevendría en la región por causa del oportunismo inglés por usar como bandera las  reivindicaciones territoriales indígenas.
Al margen de lo genuino de éstas, de acuerdo al contexto, en que se las estudie y tipifique, es evidente que son utilizadas como bandera por los intereses ingleses.
Desde hace tiempo utilizan algunos de los militantes jóvenes, activistas indígenas, ignorantes, quizás, de los antecedentes históricos, propios y compartidos.
Los ingleses son hábiles para utilizar las desavenencias de una región para fomentar la división, debilitando así la fuerza territorial.
           Fomentaron la creación del Reino de Araucanía y Patagonia que, en aquel entonces, (1860) lideraba un  abogado e idealista francés, Orélie Antoine de Tounens.
Éste inspirado por las aventuras y la afanosa búsqueda de posición nobiliaria, de la pequeña  burguesía europea,  se organizó para él y sus amistades, como veremos más adelante, su propio Reino.
Los poderes franceses e ingleses, íntimamente ligados por su propia historia,  tienen los ojos sobre nuestra región y en 1860 ven en esta aventura, que une sus intereses con los del pueblo Mapuche, históricamente enfrentado a España,
Chile a través de sus autoridades mostraba un interés manifiesto por alinearse con Inglaterra que se concreto abiertamente durante el golpe militar contra el gobierno democrático de Salvador Allende dirigido por el General Augusto Pinochet Ugarte.
Quién recibió posteriormente asilo político en Inglaterra y atención médica, para una dolencia que definitivamente lo llevaría a la muerte.
Los ingleses observan que respaldar esta acción, que en aquellos tiempos convenció en respaldar el lonko Quilapan, sería una estrategia a futuro.
En ese momento, las circunstancias exigían la necesidad de oponer una figura jurídica extranjera, para contraponerse al ejército Chileno, estrategia que el gran jefe Mapuche acepta, lleva a Francia e Inglaterra a involucrarse tomando partido por ellos con los ojos puestos en Patagonia y Haraucanía.
Estas acciones e intereses se potenciaron, por parte de Inglaterra por su manifiesta  usurpación del territorio insular argentino, de las Islas Malvinas; motivo y circunstancias que desencadenaron la guerra en 1982.
En esa oportunidad el apoyo logístico y estratégico prestado por chile a Inglaterra fue, posteriormente,  reconocido por ambos países.
En mi militancia a favor de las luchas indígenas para intentar reafirmar sus derechos ancestrales,  actualizar sus reclamos y sus políticas para con los pueblos Aborígenes.
Se pone abiertamente de manifiesto que ambas partes, ignoraron e ignoran, las razones de peso y atenuantes que los asisten en sus reclamos genuinos, entes y después de la formación de los países modernos y sus fronteras.
En su fan de llegar a ellos, el poder político en los Estado Nación, aplicaban  unilateralmente herramientas sociales viejas,  gastadas y equivocadas;  anhelo político que se ejerció a través de unIndigenismo, caduco y vetusto que debía modernizarse.
En este contexto fue consolidándose la resistencia del pueblo Mapuche, que nunca bajó los brazos contra el invasor de sus territorios; valiéndose para ello de su propia estrategia aún cuando esta lesionara a otros pueblos indígenas.
Esto ocurrió con los Tchonekas = Chonecas que vivían en Patagonia, (A los que llamaron Tehuelche = Arisco, Bravo) cuando ingresaron como cuñas invasoras para instalarse en sus antiguos territorios de Patagonia; ya en ese momento, regidos por el derecho de tierras de la Nación Argentina.
La capacidad estratégica y de lucha del Mapuche está de manifiesto en su país, Chile, por no haberse doblegado jamás a las fuerzas de ocupación, jamás fueron vencidos.
Esta impronta prevalece en las nuevas generaciones que ostentan orgullosos su destino e intentan continuar las luchas de sus mayores; muchas veces desconociendo esas causas, que hoy
pueden analizarse, comprenderse y contribuir a un entendimiento que permita la convivencia.
Estas circunstancias frágiles se constituyen en un campo fértil para los activistas violentos que sólo ven fríos intereses, allí es donde surge en la década de los noventa una agrupación contestataria a la usurpación y compra de tierras, dentro de lo que consideran tierras Mapuche.
Esta agrupación se enfrenta a la adquisición de tierras que Benetton realiza y se inicia un largo litigio en la que los mapuche, se destacan, se hacen oír, viajan a Europa a enfrentarse a Benetton.
Por esa misma época un grupo de militante con ciertos contactos con Inglaterra forman, a instancias inglesas una agrupación que comienza a manifestarse en la prensa y a realizar actos contra las supuestas propiedades de Benetton, Cias. Mineras y otras empresas; cobran así un protagonismo mediático.
El líder actual es el joven Facundo Jones Huala,  que equivale en mapudungun (Ave acuática, Pato).
El “Pato” Facundo Jones, dice de sí mismo ser un moluche = guerrero y le manifestó al cronista de Clarín el 22 de enero, Gonzalo Sánchez, llamarse así,  utiliza una grafía, variante del mapudungun original, para identificarse como un guerrero, Weinchafé. (?)
Huala: es una vocablo quichua incorporado al mapuche; en otras regiones es el Maca cornudo, (Pato silvestre), por su copete eréctil; es el conocido: chumuco de Tucumán y Santiago del Estero, Argentina.
Facundo “Pato” Jones tiene ascendencia inglesa y lazos y raíces en Inglaterra que quizás le sirvieran para trazar una vertiente de colaboración que si se la deja crecer las alas, como toda ave, podrá volar.
Los mapuche instalados en territorio Argentino desconocen estar en un país que 1810 declara su independencia, a partir de allí todo aquel que quiera habitar suelo argentino puede hacerlo y adquirir la ciudadanía; siguiendo las pautas legales para ello.
No lo asiste ningún derecho ancestral sobre la tierra en territorio Argentino ya que la ley no puede retrotraerse al principio de los tiempos;  los Mapuche son chilenos y en tanto y en cuanto no pidan adquirir la ciudadanía Argentina, seguirán siéndolo.
,Las tierras en que viven en nuestro país, usurpadas, muchas de ellas, a los Tchoneka-Tehuelche como consecuencia de la invasión de 1814/16, que de acuerdo a las leyes que establece el código  civil pueden ser solicitada por cualquier ciudadano Argentino que certifique estar en allí, habitándolas, por más de treinta años. (Derecho treintanial)
En 1860/1883 se produce otro hecho de ocupación de la Araucanía que, eufemísticamente fue llamado “Pasificación de la Araucanía” realizada en el país trasandino por Cornelio Saavedra Rodríguez.
Ese fue otro momento donde muchos mapuches, huyeron de sus tierras, e ingresaron por los pasos cordilleranos a nuestro país.
Una réplica de esta parodia de “Pacificación” se realizó desde 1878/1885 por Juan Manuel de Rosas y Julio Argentino Roca en Argentina, con el  último y único objetivo de ocupar las tierras y entregarlas a estancieros militares y políticos.

Argentinos y chilenos tenemos un pasado común de grandezas y errores compartidos, de raíces enraizadas en este suelo sudamericano; debemos hacer honor a nuestros mayores, no debemos atarnos al carro de ningún vencedor de la tierra.
Inca la perra, sigue atacando


José Hernández nuestro poeta gauchesco por excelencia, cosa que él jamás se propuso ser, pone en boca de sus personajes en el Martín Fierro esta designación en nada antojadiza, de la época, para designar a Inglaterra que nos tenía en la mira como territorio del cual siempre intentaron apoderarse por las armas y fracasaron.

Inglaterra no descansa en sus ambiciones colonialistas y a nuestro país ya lo tenían en la mira porque somos un freno para sus intereses en la región que esa fracción de sus aliados territoriales, Chile, aliados o colaboradores durante el conflicto de Malvinas, demostrado.
No en vano fue el sitio elegido por Augusto Pinochet para refugiarse después del golpe de Estado y asesinatos que perpetro en su país.
"No dejemos que la Argentina sea una potencia, arrastrará tras de sí a toda América Latina. La estrategia es debilitar y corromper por dentro a la Argentina. Destruir sus industrias, sus fuerzas armadas, fomentar divisiones internas apoyando a bandos de derecha e izquierda, atacar su cultura en todos los medios, imponer dirigentes políticos que respondan a nuestro Imperio. Esto se logrará, gracias a la apatía del pueblo y a una democracia controlable donde sus representantes levantarán sus manos en masa en servir su misión. Hay que humillar a la Argentina". (Winston Churchill Yalta 1945)
Muchas personas creen que yalta fue una reunión de los aliados para decidir estrictamente sobre el terminado conflicto; en realidad fue una “Reunión de negocios” en la que se decidía que parte le correspondía a cada uno: (“La Gran Farsa” de Rubén Spaggiari, solicitar sin cargo)
Dos cosas: ¿Por qué cree usted que Norteamérica nos considera el patio trasero de su país; porqué se instala el Estado de Israel en ese lugar, y no otro, después del conflicto?

Ahora, utilizando al aguerrido pueblo mapuche y sus ideas expansionistas, base de la identidad chilena, Inglaterra busca mantener la eterna animosidad entre ambos países de la región; (A río revuelto, ganancia de pescadores) y ellos, como buenos piratas, siempre están a la pesca.
Sus intereses en Malvinas, por sus recursos naturales, del subsuelo malvinense que es subsuelo continental y sus apetencias sobre la Antártida me eximen de mayores comentarios.
Ahora, como dije, se están valiendo del pueblo Mapuche, alineándose con sus ancestrales intereses para llevar agua para su molino, situación que los Mapuches conocen y utilizan; acciones y actitud que comprendo sobradamente, pero no justifico ni justificaré en el contexto actual.
Con respecto a la agresión que sufrieran los pobladores de la comunidad en la Prov. de Chubut estas acciones intempestivas motorizadas por intereses comerciales basados en la tierra que los estados provinciales y sus políticos corruptos, propician a espaldas de la población.
Hace ya tiempo que se vienen denunciando manejos espurios, de esos intereses extranjeros, en contubernio con los políticos de turno, para apoderarse de tierras, espejos y cursos de agua.
El escándalo de la empresa Benetton suscitó el reclamo de las tierras enajenadas del patrimonio provincial argentino, parte de las cuales habitan indebidamente pobladores del grupo étnico Mapuche.
Estos reclaman sus tierras según el derecho ancestral que los asiste, pero ellos usurparon estas locaciones a los antiguos pobladores de estas tierras integrantes del grupo étnico Tsoneka - Tehuelche que se halaba asentado al sur del río colorado en el territorio patagónico hasta los canales fueguinos; en el “ComplejoTeuelche” Escalada emparenta a los Selk´Nam (ONAS) señores de la región de los lagos. 
Los Tsoneka (Tehuelche es el nombre con que los llamaron en mapudungun los mapuche significa “Gente Arisca o brava”  por la resistencia que opusieron a sus planes de usurpación.) los Tsoneka habitaban todas esas tierras hasta el río colorado pero su área de dispersión abarcaba la región pampeana hasta las sierras de tandilia interactuando con los Mamülche pobladores de todo el territorio de la posteriormente llamada “Pampa Húmeda”; la parcialidad de estos: Rankul´che, castellanizado Ranqueles, se convirtió en sus antagonista al pretender asentarse en sus territorios, antagonismo utilizado políticamente por Rosas. (Pero esto esta mis los libros; que se pueden solicitar pdf sin cargo.)
Por ese motivo defiendo y demuestro que el “Derecho Ancestral” no los asiste en nuestro país, SÍ el derecho establecido por el código civil a los “Ciudadanos del territorio” por el derecho veinte añal o treintañal, que establece la propiedad de la tierra después de haber estado asentado en ella por ese o más tiempo.

Mi padre repetía ante nuestra mirada errónea de determinado sucesos: No confundir “Gordura con hinchazón”.

martes, 27 de diciembre de 2016

Y van...

El pasado viernes 15 se formó en Buenos Aires el Consejo Consultivo y Participativo de los Pueblos Indígenas de la República Argentina. En dos días de intenso debate, más de 300 miembros de naciones originarias de todo el país dieron nacimiento al nuevo organismo.
La conformación del consejo se concreta después de largas idas y vueltas con el gobierno nacional desde su asunción en diciembre pasado. El gobierno no cumplió con el compromiso inicial de nombrar un indígena a cargo del INAI, y demoró por meses la conformación de un organismo que permitiera a los indígenas gestionar ante las autoridades, sin intermediarios, las soluciones que reclaman. En marzo representantes de la Mesa de Diálogo previamente conformada, ocuparon instalaciones de la ex Esma donde funciona la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, hasta conseguir que a principios de mayo se publicara un decreto anunciando la creación del Consejo Consultivo que acaba de constituirse.
Durante la reunión la asamblea aprobó el proyecto de reglamento interno y designó la comisión ejecutiva del Consejo. Resultaron designados Relmu Ñamku secretaria general; Félix Díaz, presidente y vicepresidentes por cada región: Faustino Lencina por la zona Centro, Jorge Palomo por el NEA, Margarita Mamani y Rolando Flores por el NOA, y Rubén Huanque, por la zona Sur.
En la próxima asamblea se decidirá cómo integrar las 20 comisiones de trabajo previstas, entre otras Comunicación y medios, Salud y medicina tradicional, Educación intercultural, Cultura, Espiritualidad y religión, etc.
“Queda mucho trabajo por hacer, pero estamos contentos de haber llegado a esta instancia”, evaluó Relmu Ñamku. “Es la primera vez que tenemos en el Estado un ente pensado y creado por los pueblos indígenas, que nosotros mismos vamos a gestionar y administrar”.
Foto Reinaldo Ortega

Foto Reinaldo Ortega
El Consejo se propone promover ante el Estado tanto la resolución de las necesidades más urgentes de las comunidades (carencias sanitarias, de vivienda, de salud, desalojos), como cuestiones de más largo aliento como la reglamentación del derecho a la Consulta Previa, Libre e Informada, el avance del relevamiento territorial, la ley de propiedad comunitaria de las tierras y la reforma de la Ley 23.302 para adecuarla a la legislación internacional vigente.
Sin embargo todos reconocen entre los desafíos más importantes, el de avanzar en la unidad de los pueblos indígenas de Argentina. Eso se notó en la reunión donde no faltaron, por ejemplo, las quejas de quienes entendieron que debían haber sido invitados y financiados, aunque no todos opinaron igual. Adriana Martínez, del pueblo coya de Palpalá, Jujuy, decía: “nosotros no recibimos invitación de la Secretaría de Derechos Humanos ni del INAI, pero entendimos que la convocatoria era abierta y viajamos por nuestros propios medios. Hemos estado presentes comunidades y organizaciones que hasta ahora estuvimos afuera y en ningún momento se restringió la participación ni la palabra. Nosotros entendemos que el Consejo Consultivo es una herramienta abierta a todas las comunidades y depende de nosotros qué carácter va a tomar. Podemos ser parte o no.”
También se discutió la relación con el gobierno nacional. Félix Díaz ratificó: “no llegamos acá como aliados políticos o a través de un partido; llegamos afirmando nuestra identidad como indígenas”.
En el mismo sentido, Adriana Martínez opinaba: “Este gobierno es parte de esta sociedad actual, es neoliberal, colonialista, no ha cambiado el carácter, pero en esto los pueblos tenemos que ser autónomos y tratar de construir desde nuestros propios territorios, generar nuestras iniciativas y entrar en diálogo con el Estado porque tampoco podemos ser ajenos al contexto en el que vivimos”.
Foto Reinaldo Ortega

Foto Reinaldo Ortega
Por su parte, Relmu Ñamku concluyó: “Sabemos muy bien en qué momento y con qué gobierno damos este paso como pueblos indígenas. No somos ingenuos ni desconocemos la realidad, pero venimos de pueblos que durante los gobiernos anteriores también fuimos excluidos y marginados de la política. Este es un desafío también para nosotros, ver cómo sortear todas las decisiones que va tomando el Estado, por ejemplo este decreto firmado hace poco que promueve la extranjerización de la tierra. Sin duda sabemos que los primeros territorios que van a ser afectados por esta medida van a ser los territorios indígenas.
Tenemos que ponernos a trabajar y ver hasta dónde vamos a poder llegar con las decisiones que tomemos como Consejo. Estamos conscientes de que no será trabajo fácil; sabemos que también hay disputa de poder no sólo con el estado sino entre nosotros. Y no hacemos esto desde la ingenuidad; alguno podrá subestimar que hayamos optado por avanzar en el diálogo y crear un espacio, pero si no lo creamos, si no participamos, si no lo activamos, no lo va a hacer nadie. Así que ahí estamos, muy conscientes de dónde estamos parados y esperando ver cómo vamos funcionando para mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos”.

Categorías: Pueblos Originarios, Sudamérica
Tags: Argentina, culturas, Félix Díaz, indigenas, Pueblos Originarios, Relmu Ñamku, territorios
Acerca del autor

Alicia Blanco
Miembro del Movimiento Humanista desde 1974. Integrante de Convergencia de las culturas.
Número de entradas : 49
Facebook Twitter
Noticias diarias

Tags
15M Argentina austeridad Bolivia Chile Colombia crisis Cristina Fernandez de Kirchner cultura Democracia Derechos humanos educación elecciones España Estado español Estados Unidos de Norteamérica Evo Morales Grecia Género indignados Jujuy justicia manifestación Mauricio Macri medios de comunicación Milagro Sala Mujeres Noviolencia Partido Humanista Paz protestas sociales Pueblos Originarios recortes Recursos naturales refugiados represión Silo Siria territorios Tupac Amaru Violencia Violencia económica Violencia estatal Violencia policial Violencia sexual
Video presentation: What Pressenza is...
Milagro Sala
Programa de Radio
IPB Congreso mundial
V Simposio Internacional CMEH
International Campaign to Abolish Nuclear Weapons
International Campaign to Abolish Nuclear Weapons
Foro para la integración de NuestrAmerica
Foro para la integración de NuestrAmerica
Archivos
Me enojaMostrar más reacciones
Comentar

lunes, 10 de octubre de 2016

Ultimo dia de libertad: 11 de Octubre de 1492

El 11 de Octubre de cada año, los pueblos indígenas conmemoramos el último día de libertad del hemisferio en Indoamérica, de ninguna manera hacemos un festejo, de ese nefasto día que los pueblos imperialistas, colonialistas, o sus mandantes, eligieron para someternos e intentar doblegarnos; no lo consiguieron y año tras año nos impulsan a reafirmar nuestra identidad en nuestro suelo.

jueves, 29 de septiembre de 2016

[conaie] Organización amazónica de Ecuador lucha por su posición política
Recibidos
x
comunicacion@conaie.org a través de lists.riseup.net 
13:47 (hace 1 hora)
para conaie
Rechazo toda forma de intromisión del Gobierno en las organizaciones del Movimiento Indígena
Boletín de Prensa
Puyo, 29 de septiembre de 2016
Desde la Confederación de Nacionalidades de la Amazonía Ecuatoriana, CONFENIAE, denunciamos la intromisión del gobierno que busca dividir y debilitar a las organizaciones sociales, como pretende hacer con nuestra gloriosa CONFENIAE a través de pseudo representantes y funcionarios públicos indígenas que se arrogan una dirigencia sin sustento estatutario ni legitimidad social en nuestras bases. Por el contrario la CONFENIAE ha salido fortalecida de su XV Congreso realizado los días 3 y 4 de septiembre de 2016, que con masiva participación de las bases eligió al compañero Achuar, Marlon Vargas, para su presidencia.
Felipe Tzenkush, quien traicionó al movimiento indígena al ser electo diputado por Pachakutik en 2003 y pasarse a Sociedad Patriótica en 2004, denunciado por recibir sobornos en el Congreso, fue incorporado por Alianza País (AP) a sus filas y puesto como funcionario en el CNE. Ahora AP lo utiliza para escenificar una supuesta “dirigencia paralela” de la CONFENIAE que sólo logra organizar asambleas con bases engañadas y desinformadas, movilizadas en carros y buses del Estado. Esto se repitió de manera agravada el día 28 de septiembre cuando cientos de policías y agentes del GOE irrumpieron en nuestra histórica sede en la Comunidad Unión Base para “resguardar” la realización de una reunión convocada por Tzenkush que proclama en sus resoluciones que buscará “auto convocar un congreso de la CONAIE”, continuando con su política de interferir e intentar dividir al movimiento indígena.
Marlon Vargas, presidente de CONFENIAE, asegura que se encuentran en las instalaciones de su sede para defenderla y proteger “porque las nacionalidades y organizaciones están movilizados, la lucha se prendió. Los traidores rendirán cuentas al pueblo”, resaltó.
Esta es una muestra más de cómo el Estado a través de instrumentos legales como el decreto 016 (ahora 739) y el COIP, de instituciones públicas como la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, el Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia, y del uso directo de la fuerza pública, permanentemente busca amedrentar, dividir y criminalizar a las organizaciones populares que mantienen una posición de autonomía e independencia política del gobierno.
Entendemos que esta es una absurda reacción del gobierno frente a la fortaleza del mensaje que han lanzado las nacionalidades amazónicas en su XV Congreso, que augura tiempos de lucha en los territorios frente a las avanzadas del Estado para imponer los megaproyectos extractivos como se evidencia claramente en los desalojos con el uso de la fuerza pública, a comunidades del pueblo shuar de San Marcos en Tundayme y Nankints, San Juan Bosco, desde el 30 de septiembre de 2015.
Esto no nos amilana ni nos asusta. Siempre el Estado ha actuado defendiendo los intereses de los capitales nacionales y trasnacionales sedientos de tierras, biodiversidad y recursos naturales, y siempre se ha encontrado con la digna rabia de nuestros pueblos que no cederán ni un milímetro más.
Comunicación CONFENIAE